Friday, December 09, 2016

Declaración de Apoyo a la Dubia de los Cuatro Cardenales

23 académicos y pastores católicos publicaron ayer una declaración que expresa su apoyo a las Dubia que cuatro cardenales dirigieron en Septiembre pasado a Francisco para que aclare ciertos aspectos consfusos de Amoris Lætitia, y de cuya existencia se supo a principios de Noviembre.

El Prof. Joseph Shaw, uno de los firmantes y quien publicó la declaración, posteriormente a dicha publicación concedió al respecto unas declaraciones a Lifesitenews.

Primero procedemos a traducir dichas declaraciones.

Mientras que muchos prominentes prelados y académicos se sienten obligados a permanecer en silencio durante este tiempo de crisis, ha tocado a los cuatro Cardenales buscar la orientación paterna del Santo Padre, pidiéndole que ejerza el carisma central del Papado y ‘confirme a los hermanos’ en la fe (Lucas 22,32).

Yo y los otros firmantes queremos apoyar esa solicitud. Sólo el Santo Padre tiene el poder de resolver la actual confusión, y debe hacerlo urgentemente por el bien de las almas.

El mensaje de algunos de los que afirman apoyar la posición del Papa Francisco, parece ser el de que los Católicos deberían creer simultáneamente que la enseñanza del Papa San Juan Pablo II —y todos sus predecesores— sigue siendo correcta, y también que ya no es aplicable en situaciones concretas. Demandar que la gente emprenda este doble pensamiento no es la acción de un buen padre; es un abuso de los católicos comunes y de la verdad. Se requiere rehusar este tipo de defensa de Amoris laetitia no sólo por la Fe, sino por nuestra salud.

Ahora transcribiremos la traducción en español de la carta con la declaración de apoyo publicada ayer, como la proporciona Gloria TV News.

Declaración de Apoyo a Dubia de los Cuatro Cardenales

Como eruditos católicos y pastores de almas, deseamos expresar nuestra profunda gratitud y pleno apoyo a la valiente iniciativa de cuatro miembros del Colegio de Cardenales, Sus Eminencias Walter Brandmüller, Raymond Leo Burke, Carlo Caffarra y Joachim Meisner. Como se ha difundido ampliamente, estos cardenales han presentado formalmente cinco dubia a Francisco, para pedirle que aclare cinco puntos fundamentales de la doctrina católica y la disciplina sacramental, cuyo tratamiento en el capítulo 8 de la reciente exhortación apostólica Amoris Laetitia (AL) aparece en conflicto con la Escritura y/o de la tradición y la enseñanza de los documentos papales anteriores - en particular con la Encíclica Veritatis Splendor del papa san Juan Pablo II y su exhortación apostólica Familiaris consortio. El Papa Francisco se ha negado hasta ahora a responder a los cuatro cardenales; Pero puesto que están en efecto preguntándole si los documentos magistrales arriba mencionados requieren aún nuestro pleno asentimiento, pensamos que el silencio continuado del Santo Padre puede abrirlo a la acusación de negligencia en el ejercicio del deber petrino de confirmar a sus hermanos en la fe.

Varios prelados prominentes han criticado duramente la sumisión de los cuatro cardenales, pero sin arrojar ninguna luz sobre sus preguntas pertinentes y de búsqueda. Hemos leído intentos de interpretar la exhortación apostólica dentro de una "hermenéutica de la continuidad" por el cardenal Christoph Schnborn y el profesor Rocco Buttiglione; pero nos encontramos con que no logran demostrar su afirmación central de que los elementos novedosos que se encuentran en AL no pongan en peligro la ley divina, sino que simplemente prevén cambios legítimos en la práctica pastoral y la disciplina eclesiástica.

De hecho, varios comentaristas, sobre todo el profesor Claudio Pierantoni en un extenso estudio histórico-teológico nuevo, han argumentado que, como resultado de la gran confusión y desunión tras la promulgación de AL, la Iglesia universal está entrando ahora en un momento grave y crítico en su Historia que muestra alarmantes similitudes con la gran crisis arriana del siglo IV. Durante ese conflicto catastrófico, la gran mayoría de los obispos, incluso el Sucesor de Pedro, vaciló sobre la misma divinidad de Cristo. Muchos no se entregaron por completo a la herejía; Sin embargo, desarmados por la confusión o debilitados por la timidez, buscaban convenientes fórmulas de compromiso en interés de la "paz" y la "unidad". Hoy estamos asistiendo a una crisis de metástasis similar, esta vez sobre aspectos fundamentales de la vida cristiana. La indisolubilidad del matrimonio, el grave pecado objetivo de la fornicación, el adulterio y la sodomía, la santidad de la Sagrada Eucaristía y la terrible realidad del pecado mortal, continúan en boca de todos. Pero en la práctica, un número cada vez mayor de prelados y teólogos altamente colocados está socavando o negando efectivamente estos dogmas -y, de hecho, la existencia misma de excepciones negativas excepcionales en la ley divina que gobierna la conducta sexual- en virtud de su énfasis exagerado o unilateral en " Misericordia "," acompañamiento pastoral "y" circunstancias atenuantes".

Como el Pontífice reinaba en esta batalla contra los "principados y poderes" del Enemigo, la barca de Pedro anda peligrosamente como un barco sin timón, y de hecho muestra síntomas de incipiente desintegración. En tal situación, creemos que todos los Sucesores de los Apóstoles tienen un grave y apremiante deber de hablar claramente y con firmeza en la confirmación de las enseñanzas morales claramente expuestas en las enseñanzas magistrales de los papas anteriores y el Concilio de Trento. Varios obispos y otro cardenal ya han dicho que encuentran las cinco dubia oportunas y apropiadas. Esperamos ardientemente y rogamos fervientemente por que muchos más de ellos endosen públicamente no sólo la respetuosa petición de los cuatro cardenales de que el sucesor de Pedro confirme a sus hermanos en estos cinco puntos de la fe "entregada de una vez por todas a los santos" 3), pero también la recomendación del cardenal Burke de que si el Santo Padre no lo hace, los cardenales se acerquen colectivamente a él con alguna forma de corrección fraterna, en el espíritu de la admonición de Pablo a su compañero apóstol Pedro en Antioquía : 11).

Confiamos este grave problema al cuidado e intercesión celestial de María Inmaculada, Madre de la Iglesia y Vengadora de todas las herejías.

8 de diciembre de 2016, Fiesta de la Inmaculada Concepción

(Firmado):

Mons. Ignacio Barreiro Carámbula, STD, JD
Capellán y miembro de la facultad del Foro Romano

Rev. Claude Barthe,
Francia

El Dr. Robert Beddard, MA (Oxon et Cantab), D. Phil (Oxon)
Fellow emérito y ex vice-rector de Oriel College Oxford.

Carlos A. Casanova Guerra
Doctor en Filosofía, Profesor Titular,
Universidad Santo Tomás, Santiago de Chile

Salvatore J. Ciresi MA
Escuela de postgrado de Notre Dame de Christendom College
Director del Gremio Bíblico de San Jerónimo

Lucas Gormally, PhL
Director Emérito, Centro Linacre para la Ética de la Salud (1981-2000)
En algún momento profesor de investigación, Ave María Escuela de Derecho, Ann Arbor, Michigan (2001-2007)
Miembro Ordinario de la Pontificia Academia para la Vida

Rev. Brian W. Harrison OS, MA, enfermedades de transmisión sexual
Profesor Asociado de Teología (retirado), Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico; Estudiante en residencia, Centro de estudio de los Oblatos de la Sabiduría, St. Louis, Missouri

Rev. John Hunwicke, MA (Oxon.)
Ex Investigador Principal, Pusey House, Oxford; Sacerdote del Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham; Miembro, Foro Romano

Peter A. Kwasniewski doctorado (Filosofía)
Profesor, Universidad Católica de Wyoming

Rev. Dr. Dr. Stephen Morgan
Líder de proyectos de conversión de academias y Oeconomus
Diócesis de Portsmouth

STL Don Alfredo Morselli
Párroco de la Arquidiócesis de Bolonia

Rev. Richard A. Munkelt doctorado (Filosofía)
Capellán y miembro de la Facultad, Foro Romano

Rev. John Osman MA, STL
Párroco en la arquidiócesis de Birmingham,
Ex capellán católico de la Universidad de Cambridge

Dr. Paolo Pasqualucci
Profesor de Filosofía (jubilado),
Universidad de Perugia

Dr. Claudio Pierantoni
Profesor de Filosofía Medieval en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Chile
Ex Profesor de Historia de la Iglesia y Patrología en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile
Miembro de la Asociación Internacional de Estudios Patrísticos

El Dr. John C. Rao D. Phil (Oxon.)
Profesor Asociado de Historia, St. John's University (NYC)
Presidente, Foro Romano

El Dr. Nicholas Richardson. MA, DPhil (Oxon.)
Fellow emérito y Subsecretario de Merton College, Oxford
Y ex Guardián de Greyfriars, Oxford.

El Dr. Joseph Shaw MA, DPhil (Oxon.) FRSA
Senior Research Fellow (Filosofía) en el St Benet's Hall,
Universidad de Oxford

Dr Anna M. Silva FAHA,
Investigador adjunto de la Universidad de Nueva Inglaterra,
Armidale, NSW, Australia.

PhD Michael G. sirilla
Director de Teología de Posgrado,
Universidad Franciscana de Steubenville, Ohio

El profesor Dr. Thomas Stark
Phil.-Theol. Hochschule Benedikt XVI, Heiligenkreuz

Rev. Glen Tattersall
Párroco de la parroquia de Bl. John Henry Newman, Arquidiócesis de Melbourne
Rector, Iglesia de San Aloysius, Melbourne

Rev. Dr. David Watt STL, PhD (Cantab.)
Sacerdote de la Arquidiócesis de Perth
Capellán, capilla de San Filomena, Málaga

Mons. Athanasius Schneider: “Ya existe una especie de cisma en la Iglesia”


Transcribimos la parte principal de un artículo de Adelante La Fe, Dic-09-2016 (con algunas adaptaciones).

El obispo Athanasius Schneider, apologeta de la fe católica reconocido internacionalmente, admite que ya estamos viviendo un extraño cisma en un parte del clero que profesa la unión con el Papa pero ha quebrado su unión con Jesucristo, la Verdad, y con Jesucristo, la verdadera Cabeza de la Iglesia. El obispo Schneider realizó estos comentarios en una entrevista reciente con la estación de televisión francesa por internet TV Libertes el pasado 4 de diciembre.




Habiendo respondido a la pregunta sobre qué podría pasar si la dubia presentada por los cuatro cardenales permanece sin respuesta, le preguntaron al Obispo Schneider si hay riesgo de cisma en caso de continuar el silencio por parte del Papa. El obispo Schneider respondió:

“No solo hay riesgo de cisma sino que ya existe un cierto tipo de cisma en la Iglesia. En griego, cisma significa separarse de la totalidad del Cuerpo. Jesucristo es la totalidad del Cuerpo de la Verdad Divina, y la unidad en Su cuerpo sobrenatural es también visible. Pero hoy estamos viendo una extraña forma de cisma. Externamente, numerosos eclesiásticos salvaguardan la unidad formal con el Papa, a veces por el bien de sus carreras o por una especie de papolatría. Y al mismo tiempo quebraron su unión con Jesucristo, la Verdad, y con Jesucristo la verdadera Cabeza de la Iglesia.

Por otro lado, hay eclesiásticos denunciados como cismáticos a pesar de que conservan la paz canónica con el Papa y siguen siendo fieles a Jesucristo, la Verdad, promoviendo Su Evangelio con diligencia.

Es evidente que los que de verdad son cismáticos interiormente, en relación a Jesucristo, utilizan la calumnia con el propósito de silenciar la voz de la verdad, proyectando absurdamente su propio estado de cisma interior en aquellos eclesiásticos que, indiferentes al halago o el vapuleo, defienden las verdades divinas.

De hecho, tal como dicen las escrituras, la palabra de la Verdad Divina no está encadenada. Incluso si un número de oficiales con altos cargos en la Iglesia de hoy oscurecen la verdad de la doctrina sobre el matrimonio y su disciplina inmutable, esta doctrina y disciplina se mantendrán siempre inalterables en la Iglesia dado que la Iglesia no es una fundación humana, sino divina.”

Al comienzo de la entrevista, el Obispo Schneider explicó la naturaleza de las creencias cismáticas impuestas en la Iglesia a través de ciertos eclesiásticos:

“Antes que nada, mi cuestionamiento de Amoris Laetitia concierne el asunto concreto de admitir a los divorciados vueltos a casar a la sagrada comunión. De hecho, durante los últimos dos sínodos sobre la familia, y luego de la publicación de Amoris Laetitia hubo, y continúa habiendo, una ardua y tempestuosa lucha sobre este asunto concreto.

Todos estos eclesiásticos quieren otro evangelio, es decir un evangelio con derecho al divorcio, un evangelio de libertad sexual — en resumen, un evangelio sin el sexto mandamiento de Dios. Estos eclesiásticos utilizan todo tipo de medios malvados, es decir trampas, decepción, retórica y dialéctica maestras, e inclusive la táctica de la intimidación y la violencia moral, para conseguir su objetivo de admitir a los divorciados vueltos a casar a la sagrada comunión, sin la condición tradicional de vivir en perfecta continencia, condición requerida por la ley divina.

Una vez alcanzado el objetivo, si bien limitado a los llamados casos excepcionales de discernimiento, queda abierta la puerta para introducir el evangelio del divorcio, el evangelio sin el sexto mandamiento. Y este ya no será el Evangelio de Jesucristo, sino un anti-evangelio, un evangelio según el mundo, aunque a dicho evangelio lo embellezcan con palabras tales como “misericordia”, “solicitud maternal”, o “acompañamiento”.

En este contexto, debemos recordar una exhortación apostólica de San Pablo que dijo, “Pero, aun cuando nosotros mismos, o un ángel del cielo os predicase un Evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema.” (Gálatas 1:8).”

En respuesta a la pregunta si había sucedido algo así antes en la Iglesia, el obispo Schneider respondió:

“En cuanto a la doctrina y la práctica relacionada con el sacramento del matrimonio y la inmutable validez de la ley moral, estamos siendo testigos en nuestro tiempo de una ambigüedad de tal alcance, comparable solo con la confusión general de la crisis arriana del siglo VI.”

Ante la pregunta de qué podría suceder si la dubia presentada permaneciera sin respuesta por parte del papa Francisco, el Obispo Schneider respondió:

“La principal responsabilidad del Papa está establecida por Nuestro Señor de forma divina, y consiste en confirmar a los hermanos en la fe. El confirmar en la fe significa disipar dudas y traer claridad. Solo el servicio de clarificar la fe genera unidad en la Iglesia y es la primera e ineludible responsabilidad del Papa.

Si en las actuales circunstancias el Papa no cumple su tarea, los obispos deberán predicar indefectiblemente el evangelio inmutable sobre la doctrina divina de la moralidad y la disciplina perenne del matrimonio. Incluso procediendo fraternalmente de estar manera para ayudar al Papa, porque el Papa no es un dictador. Y de hecho, Jesucristo dijo, “Los jefes de los pueblos, como sabéis, les hacen sentir su dominación, y los grandes sus poder. No será así entre vosotros, sino al contrario: entre vosotros el que quiera ser grande se hará el servidor vuestro, y el que quiera ser el primero de vosotros ha de hacerse vuestro esclavo.” (Mateo 20:25-27).

Más aún, toda la Iglesia debe rezar por el Papa, para que encuentre la sabiduría y el coraje para cumplir con su responsabilidad primaria. Cuando San Pedro, el primer Papa, fue encarcelado, toda la Iglesia rezó sin cesar por él y Dios lo liberó de sus cadenas.”

Al comienzo de su entrevista, el obispo Schneider señaló que el papa Francisco ha dejado claro que Amoris Laetitia no es parte del Magisterio:

“El valor magisterial de la exhortación apostólica Amoris Laetitia está determinado por la intención de su autor, el papa Francisco, quien expresó con afirmaciones claras, por ejemplo la que cito a continuación: “quiero reafirmar que no todas las discusiones doctrinales, morales o pastorales deben ser resueltas con intervenciones magisteriales.” (AL 3). Estas son las palabras del Papa.

Según el Vaticano II, la función propia de un acto magisterial consiste en, cito: “Este Magisterio, evidentemente, no está sobre la palabra de Dios, sino que, enseñando solamente lo que le ha sido confiado, la sirve en cuanto que por mandato divino y con la asistencia del Espíritu Santo la oye con piedad, la guarda con exactitud y la expone con fidelidad, y de este único depósito de la fe saca lo que propone que se debe creer como divinamente revelado.”(Dei Verbum, 10).

Con sus palabras, el papa Francisco ha dejado en claro que no tenía la intención de postular su propia enseñanza magisterial. Según el papa Francisco, el objetivo de Amoris Laetitia era crear una situación para discusiones doctrinales, morales y pastorales, y que estas discusiones no necesitan resolverse con el Magisterio.”

[...]

“Oremos por todas las víctimas de los genocidios”. No, los Cristianos de Siria e Iraq no están incluidos



El trino en Twitter de hoy de la cuenta Pontifex en todos los idiomas dice “Oremos por todas las víctimas de los genocidios y trabajemos para que estos crímenes no sucedan nunca más en el mundo”. Y ya saben Uds. que en la designación “genocidio” Francisco excluye al que actualmente ocurre con los Cristianos en Siria e Iraq, como lo manifestó abiertamente en Junio pasado.

Lo sentimos Cristianos de Siria e Iraq, a Uds. los incluirán en otra categoría para orar por Uds., pero no hoy como víctimas de un genocidio.

Thursday, December 08, 2016

Sin “conversión ecológica” no existe vocación al sacerdocio

El día de ayer, como un anexo a la edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano, apareció un decreto general ejecutivo de la Congregación para el Clero, “El Don de la vocación presbiteral” Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis, actualización del existente datado de 1970 y actualizado en 1985. El documento fue presentado en el mismo periódico con una entrevista sobre su publicación que hacen al prefecto de la Congregación para el Clero, Card. Card. Beniamino Stella (imágen).

Del documento destacamos el N° 172 (las partes en bastardilla son citas de Laudato Si’ N°s 6 y 4, respectivamente).

Al menos un número determinado y suficiente de lecciones se debe reservar a la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, considerando que el anuncio y el testimonio del Evangelio, al que es llamado el presbítero, tiene un importante radio de acción en la sociedad humana y mira, entre otras cosas, a la construcción del Reino de Dios. Esto implica una mayor conciencia de la realidad y una lectura evangélica de las relaciones humanas, sociales y políticas que determinan la existencia de los individuos y de los pueblos. En este horizonte, se incluyen importantes temas inherentes a la vida del pueblo de Dios, ampliamente tratados por el Magisterio de la Iglesia, entre los cuales sobresalen la búsqueda del bien común, los valores de la solidaridad entre los pueblos y de la subsidiaridad, la educación de los jóvenes, los deberes y derechos relacionados con el trabajo, el significado de la autoridad política, los valores de la justicia y de la paz, la estructuras sociales de apoyo y acompañamiento a los más necesitados.

Desde hace tiempo la atención de expertos y estudiosos, activos en diversos ámbitos de investigación, se concentra sobre una emergente crisis planetaria, que encuentra una resonancia importante en el actual Magisterio y se refiere al "problema ecológico". La salvaguarda de la creación y el cuidado de nuestra casa común — la Tierra — forman parte de la visión cristiana del hombre y de la realidad, representan en cierto modo el fundamento de una sana ecología de las relaciones humanas y, por ello, exigen, sobre todo hoy, una. «conversión ecológica, que comporta permitir que emerjan todas las consecuencias del encuentro con Jesús en las relaciones con el mundo circundante. Vivir la vocación de custodiar la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no es algo opcional y mucho menos un aspecto secundario de la experiencia cristiana». Por eso es necesario que los futuros presbíteros sean fuertemente sensibilizados en esta materia, mediante las orientaciones magisteriales y teológicas necesarias, que les ayuden «a reconocer la grandeza, la urgencia y la belleza del desafio que se nos presenta», y a traducirla en su futuro ministerio pastoral, convirtiéndose en promotores de una adecuada atención de todo lo relacionado con el cuidado de la creación.

“Madre Inmaculada, en el día de tu fiesta vengo a ti”

Información de Radio Vaticano, Dic-08-2016.

Homenaje a la Inmaculada en la Plaza de España

(RV).- En la Solemnidad de la Inmaculada Concepción Virgen María, tras rezar el Ángelus al mediodía con miles de fieles en la Plaza de san Pedro, como es tradición, el Obispo de Roma se dirigió a la Plaza de España a las cuatro de la tarde para rendir homenaje junto con los fieles romanos y peregrinos a la Reina del Cielo.

Con devoción filial el Papa Francisco rezó la siguiente oración:

Oh María, nuestra Madre Inmaculada,
en el día de tu fiesta vengo a ti,
y no vengo solo:
Traigo conmigo a todos aquellos que tu Hijo me ha confiado,
en esta ciudad de Roma y en el mundo entero,
para que tú los bendigas y los salves de los peligros.

Te traigo, Madre, a los niños,
especialmente aquellos solos, abandonados,
que por ese motivo son engañados y explotados.
Te traigo, Madre, a las familias,
que llevan adelante la vida y la sociedad
con su compromiso cotidiano y escondido;
en modo particular a las familias que tienen más dificultades
por tantos problemas internos y externos.
Te traigo, Madre, a todos los trabajadores, hombres y mujeres,
Y te encomiendo especialmente a quien, por necesidad,
se esfuerza por desempeñar un trabajo indigno
y a quien el trabajo lo ha perdido o no puede encontrarlo.

Necesitamos tu mirada inmaculada,
para recuperar la capacidad de mirar a las personas y cosas
con respeto y reconocimiento
sin intereses egoístas o hipocresías.
Necesitamos de tu corazón inmaculado,
para amar en modo gratuito
sin segundos fines, sino buscando el bien del otro,
con sencillez y sinceridad, renunciando a máscaras y maquillajes.
Necesitamos tus manos inmaculadas,
para acariciar con ternura,
para tocar la carne de Jesús
en los hermanos pobres, enfermos, despreciados,
para levantar a los que se han caído y sostener a quien vacila.
Necesitamos de tus pies inmaculados,
Para ir al encuentro de quienes no saben dar el primer paso,
para caminar por los senderos de quien se ha perdido,
para ir a encontrar a las personas solas.

Te damos gracias, oh Madre, porque mostrándote a nosotros
libre de toda mancha de pecado,
Tú nos recuerdas que ante todo está la gracia de Dios,
está el amor de Jesucristo que dio su vida por nosotros,
está la fortaleza del Espíritu Santo que hace nuevas todas las cosas.
Haz que no cedamos al desánimo,
sino que, confiando en tu ayuda constante,
trabajemos duro para renovarnos a nosotros mismos,
a esta ciudad y al mundo entero.
¡Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios!

Wednesday, December 07, 2016

Lo que las personas en general leerán mañana respecto a declaraciones de Francisco hoy sobre Amoris Lætitia

Más temprano hoy transcribimos lo que en una nueva entrevista con una revista belga dijo Francisco respecto de Amoris Lætitia. Pero lo que los medios masivos de comunicación harán es publicar lo que digan que dijo Francisco las agencias noticiosas a las que estén abonados. Y es con eso con lo que se quedarán muchos católicos rasos. Ponemos el ejemplo de agencia Associated Press, la cual reporta así:

Papa: apertura hacia divorciados tiene respaldo de iglesia

CIUDAD DEL VATICANO (AP) -- El papa Francisco insistió el miércoles en que su iniciativa para dejar que los católicos que se casaron en segundas nupcias por lo civil puedan recibir la comunión tiene el respaldo de la mayoría de los obispos del mundo.

En una entrevista con el semanario católico belga Tertio, Francisco dijo que su documento de 2016 "La Alegría del Amor" - que contiene la innovadora iniciativa - fue fruto de dos reuniones de obispos. "Es interesante que todo lo que contiene (el documento), fue aprobado en el Sínodo por más de dos tercios de los padres. Y eso es una garantía", señaló el pontífice argentino.

Católicos conservadores han expresado una creciente preocupación porque la apertura de Francisco pueda confundir sobre la indisolubilidad del matrimonio que promueve la iglesia. El debate se avivó por la reciente publicación de una carta de cuatro cardenales conservadores pidiendo a Francisco que aclare su posición.

Propuesta del card. Turkson: Que se haga un mano a mano sobre Amoris Lætitia


Nos gusta esa idea, que sea un “máscara contra máscara” o un “máscara contra cabellera” entre quienes defienden una u otra interpretación sobre Amoris Lætitia. La propuesta hecha por el card. Turkson, prefecto del nuevo Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, se lee en un artículo de Edward Pentin en National Catholic Register sobre los más recientes desarrollos en la actual controversia sobre las interpretaciones contradictorias de la exhortación apostólica postsinodal Amoris Lætitia. Traducimos el parte fundamental, es decir, la parte novedosa, que se refiere a la propuesta del acrd. Turkson.

CIUDAD DEL VATICANO - El Cardenal Peter Turkson ha propuesto poner en escena a todas las principales partes que debaten públicamente la correcta interpretación de la exhortación apostólica del Papa Amoris Laetitia (La Alegría del Amor) para que puedan escucharse y comprenderse una a otra.

“Para todas estas personas que han dicho cosas, cosas escritas, cada una en sus propios diferentes contextos, una gran cosa que podría pasar es tenerlos todos en el escenario”, dijo el Cardenal Turkson a National Catholic Register el 1° de Diciembre.

El prefecto del nuevo dicasterio para Promover el Desarrollo Humano Integral cree que ello podría ayudar a resolver las diferencias si ellos estuvieran “juntos, escuchando lo que los demás tuvieran que decir, y ver: ¿Cómo responderían y reaccionarían el uno al otro?”

El cardenal de Ghana estaba respondiendo a las diversas interpretaciones contradictorias del documento, así como a la publicación el mes pasado de las Dubia, cinco “dudas” que los Cardenales Carlo Caffarra, Raymond Burke, Walter Brandmüller y Joachim Meisner enviaron al Papa el 19 de Septiembre, con la intención de buscar claridad respecto a las ambigüedades y las diferentes interpretaciones que dijeron el documento ha generado.

[...]

Ya hablando más en serio, es más seguro que el Pontífice hable claramente y sin ambigüedades por los medios adecuados.

Francisco: Todo lo que está en Amoris Lætitia fue aprobado por más de dos tercios de los padres, lo cual es una garantía

Una nueva entrevista concedida por Francisco, en esta ocasión a la revista Belga Tertio. El boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede la publica hoy, Dic-07-2016. Destacamos la siguiente respuesta.

PREGUNTA - A nosotros nos parece que usted está indicando el Vaticano II en los tiempos de hoy. Nos va indicando caminos de renovación en la Iglesia. La Iglesia sinodal… En el sínodo explicó su visión la Iglesia del futuro. ¿Podría explicarlo para nuestros lectores?

PAPA - La “Iglesia sinodal”. Tomo esta palabra. La Iglesia nace de las comunidades, nace de la base, de la comunidad, nace del bautismo, y se organiza en torno a un obispo que la convoca, le da fuerza. El obispo que es sucesor de los apóstoles. Esta es la Iglesia. Pero en todo el mundo hay muchos obispos, muchas iglesias organizadas, y está Pedro. Entonces, o hay una Iglesia piramidal, donde lo que dice Pedro se hace, o hay una Iglesia sinodal, donde Pedro es Pedro, pero acompaña a la Iglesia y la hace crecer, la escucha; más aún, él aprende de eso, y va como armonizando, discerniendo lo que viene de las iglesias, y lo devuelve. La esperiencia más rica de esto fueron los dos últimos sínodos. Ahí se escuchó a todos los obispos del mundo, con la preparación; a todas las iglesias del mundo: las diócesis, trabajaron. Todo ese material vino. Después volvió. Y volvió una segunda vez al segundo sínodo para completar esto. De ahí salió Amoris Laetitia. Es curioso la riqueza de la diferencia de matices. Es propio de la iglesia. Es unidad en la diferencia. Eso es sinodalidad. No bajar de arriba a abajo, sino escuchar a la iglesias, armonizarlas, discernir. Entonces, hay una exhortación postsinodal, que es Amoris Laetitia, que es el resultado de dos sínodos, donde trabajó toda la Iglesia, y que el Papa hizo suya. Lo expresa de una manera armónica. Es curioso: todo lo que está ahí [en Amoris Laetitia] en el sínodo fue aprobado por más de dos tercios de los padres. Lo cual es una garantía. Una iglesia sinodal significa que se da este movimiento de arriba a abajo, de arriba a abajo. En las diócesis lo mismo. Pero hay una fórmula latina que dice que las iglesias siempre están cum Petro e sub Petro (con Pedro y bajo Pedro). Pedro es el garante de la unidad de la Iglesia, el garante. Así que… ese es el sentido. Y hay que progresar en la sinodalidad. Que es una de las cosas que los ortodoxos han conservado. Y las iglesias católicas orientales también. Es una riqueza de ellos. Yo lo reconozco en la encíclica.

Tuesday, December 06, 2016

Judas el “arrepentido”


¿Leemos mal o Francisco ha sugerido hoy que Judas se salvó?

Ya Uds. saben que la integridad de las homilías diarias en la Misa diaria en Casa Santa Marta que hace Francisco no son publicadas, sólo resúmenes que presenta L'Osservatore Romano, y de allí parten los demás medios de comunicación, incluidos los del Vaticano. En el resúmen en español de la homilía correspondiente a Dic-06-2016 que hace Radio Vaticano, se lee este pasaje entrecomillado (es decir, atribuido a Francisco):

“Hay una palabra en la Biblia – el Señor es bueno, también para estas ovejas, nunca deja de buscarlas – hay una palabra que dice que Judas se ha ahorcado, ahorcado y ‘arrepentido’. Yo creo que el Señor tomará esa palabra y la llevará consigo, no sé, puede ser, pero esa palabra nos hace dudar. Pero esa palabra ¿qué significa? Que hasta el final el amor de Dios trabaja en aquella alma, hasta el momento de la desesperación. Y esta es la actitud del Buen Pastor con las ovejas perdidas. Éste es el anuncio, el feliz anuncio que nos trae la Navidad y que nos pide esta sincera exultación que cambia el corazón, que nos lleva a dejarnos consolar por el Señor y no por las consolaciones que nosotros vamos a buscar para desahogarnos, para escapar de la realidad, escapar de la tortura interior, de la división interior”.

En la imágen izquierda aparece un recorte de la página 8 de la edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano, Dic-07-2016, en donde aparece reportado el pasaje referido de la homilía.

Como otros ya han ayudado en una circunstancia parecida ocurrida con el mismo Pontífice, los remitimos a que lean lo que en el momento escribieron en Denzinger-Bergoglio.

Natividad de Giotto en Asís para saludo navideño papal


Información de agencia ANSA, Dic-06-2016.

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 6 DIC - El papa Francisco eligió este año, para los saludos navideños, la imagen de la Natividad pintada al fresco por Giotto en la Basílica Inferior de San Francisco de Asís, en torno a 1313.

Lo refirió el director de la sala de prensa del Sacro Convento, el padre Enzo Fortunato. La afirmación bíblica que está junto a la imagen fue tomada de Isaías: "Nos fue dado un hijo... el Príncipe de la paz".

Jorge Bergoglio "miró hacia Asís porque Francisco fue quien inventó el pesebre", explicó el padre Fortunato.